ibalance_artrosis_manos

La artrosis y su rehabilitación

La artrosis se  define como una enfermedad progresiva y degenerativa. Sus localizaciones más frecuentes son las manos, los pies o las grandes articulaciones de carga (rodillas y caderas). y en iBalance clinic te vamos a hablar de ella porque podemos ayudarte.

La artrosis, enfermedad de etiología desconocida, pertenece a un grupo de artropatías (degeneración de la articulación) no inflamatorias inicialmente producidas por acontecimientos mecánicos, es decir, no se produce ni por un proceso inflamatorio ni por un proceso traumático, ni por un proceso infeccioso. Es la principal causa de incapacidad en el adulto. Clínicamente se caracterizan por dolor, deformidad, limitación de la movilidad y por lesiones erosivas focales (hay zonas en las que se producen erosiones del cartílago).

Todo parece indicar que la enfermedad se inicia en el cartílago, el cual va perdiendo su capacidad de deslizamiento se agrieta de alguna forma y puede llegar a desaparecer. Sin llegar a esa situación y a medida que el cartílago va desapareciendo, el hueso reacciona y crece por los lados (osteofitos) produciendo la deformación de la articulación.

 

artrosis ibalance

El dolor artrósico se define como un dolor que comienza lentamente, que cesa con el reposo y que posteriormente, cuando la enfermedad progresa, persiste incluso durante el reposo. Puede producirse al realizar pequeños movimientos. El dolor sigue un típico ritmo artrósico, es más intenso al inicio de la marcha, disminuye en intensidad con la deambulación y posteriormente se agrava más.

Otro signo característico de la artrosis es la limitación de la movilidad. Se debe tanto a la fibrosis como a las adherencias articulares. La rigidez suele aparecer más frecuentemente por las mañanas y después de un periodo de inactividad durante el día.

 

Todo el proceso degenerativo va produciendo una destrucción ósea así como una retracción de la capsula y los ligamentos, lo que causa la deformidad articular, que suele ser mucho más marcada en las articulaciones de la rodilla y los dedos. Es habitual al movilizar la articulación percibir crepitaciones o chasquidos articulares.

El deterioro muscular ayuda a que la enfermedad sea más severa, puesto que coarta los movimientos naturales de la articulación y produce más dolor.

Hay una serie de medidas, como por ejemplo evitar la obesidad, que se pueden tomar para evitar o retrasar la aparición de la artrosis, sobre todo en grupos de riesgo como lo son las mujeres mayores de 50 años. El sobrepeso genera una sobrecarga en la articulación haciendo que el proceso de degeneración sea más rápido. Por otro lado el ejercicio físico también puede ayudarnos. Si la musculatura y las articulaciones se encuentran en buen estado retrasaran la aparición de la enfermedad, y en el caso de que esta aparezca los dolores serán mucho menos frecuentes.

En el caso de que usted sufra de artrosis en alguna articulación debe saber que en iBalance clinic podemos ayudarte. La fisioterapia no va a eliminar la artrosis, eso sería imposible, pero si puede hacer que tengas calidad de vida. Los objetivos principales serán:

  • Supresión del dolor, Analgesia: Para ello se van a utilizar técnicas analgésicas.
  • Mejora de la funcionalidad: Mediante el ejercicio terapéutico.

 

artrosis_ibalance3El ejercicio físico es el componente por excelencia   de la fisioterapia para la artrosis, con la que se obtienen muy buenos resultados. El desuso lleva a un descenso en la síntesis de proteoglicanos, con adelgazamiento del cartílago articular, que lo hace más vulnerable, y a la rigidez articular. Tras el ejercicio pueden ser detectados, pequeños cambios fisiológicos en el contenido de agua, en los proteoglicanos y en la densidad del colágeno del cartílago. Es necesario para el paciente mantener la fuerza, ya que los músculos y los ligamentos ayudan a estabilizar la articulación. Antiguamente el reposo y la inactividad parecían ser la estrategia de tratamiento prevalente, hasta que fue reconocido que este enfoque era ineficaz ycontribuía más bien a la aparición de discapacidad y pérdida de la función. La actividad física intensa o la inmovilidad sin embargo, tienen más bien efectos nocivos para el cartílago.

En rehabilitación la intensidad de los ejercicios se adaptara a cada paciente y al estado de evolución de la enfermedad en cada caso. Comenzado con ejercicios de contracción isométrica, posteriormente excéntrica y finalmente concéntrica.

Todos ellos se realizarán de forma progresiva ascendente. Los ejercicios de equilibrio y propiocepción para los casos de la rodilla pueden ser muy útiles también.

El fin del tratamiento cinesiterápico es reducir las limitaciones de movilidad, fuerza, flexibilidad y dolor; proteger las articulaciones (mejorar la estabilidad) y mantener su función.

En el caso de a artrosis de rodilla, que es la más frecuente, la musculatura a tener en cuenta será: cuádriceps, isquiotibiales, tríceps sural, tensor de la fascia lata, cintilla iliotibial y los abductores y aductores de la cadera.

 

En cuanto a las técnicas analgésicas, les mostramos a continuación aquellas que más se emplean:

Termo-crioterapia: Es el empleo de la crioterapia (frío) y la termoterapia (calor). Además, de analgésicas, también disminuyen la inflamación y los espasmos musculares. La termoterapia se aplicará, bien en domicilio o en la Unidad de Rehabilitación, antes de los ejercicios y la crioterapia después (sólo en caso de que generen respuesta inflamatoria).

Terapia manual: Masajes, movilizaciones articulares, técnicas de rearmonización articular, de relajación miofascial, de punción seca, de kinesiotaping, de movilización neuromeníngea, etc. existe un sinfín de técnicas con finalidad analgésica, por ello cada fisioterapeuta elegirá entre todas las técnicas que conoce y en las que se ha formado, aquella que se adapten mejor a la situación de cada paciente.

No nos podemos olvidar de los estiramientos de la musculatura que concierne a cada caso, son muy importantes, además de ayudarnos a relajar las estructuras involucradas.

atrosis_ibalance_osteopatia

Osteopatía: con el objetivo de corregir todas aquellas adaptaciones que el cuerpo va realizando debidas al dolor del paciente que provoca inclinaciones de columna o cojeras entre otras cosas. Además de revisar estructuras viscerales o craneales que puedan estar perjudicando o incluso retardando en el proceso de recuperación del paciente.

Electroterapia: Las diferentes corrientes eléctricas y técnicas de electroterapia se pueden utilizar con fin analgésico y destacan el TENS, las corrientes galvánicas y diadinámicas.

Adiestramiento en el uso de ayudas técnicas: Sólo se realizarán en aquellos pacientes que dispongan ya de ayudas ortopédicas y/o en los que sea conveniente un adiestramiento previo a ellas. Se ofrecerán consejos sobre el uso de: bastones, andadores, rodilleras y ortesis, medias elásticas, y vendajes funcionales.

 

El dolor no es parte de nuestra vida, no te acostumbres a vivir con ello y creas que es lo normal cuando no lo es, pon de una vez solución a tus problemas de artrosis. No lo demores, acude a tu fisioterapeuta y osteópata y recupera tu calidad de vida, en iBalance clinic te esperamos.